Vivir viajando es el gran sueño de miles de personas de todo el mundo, pero pocos pueden permitirse lanzarse a una aventura semejante o marcharse “dejando todo atrás”, por lo general por los costes asociados a la decisión. Viajar no es gratis, pero… ¿y si trabajas viajando?