Venecia y la construcción de “falsas localizaciones”